miércoles, 22 de enero de 2014

BIZCOCHO DE MANZANA (un básico)








La semana pasada, cuando subí la receta del caldo depurativo (según algunos amigos “bebedizo espantoso”), prometí algo más rico-rico para esta semana. Esta receta, tan conocida, es lo que yo considero un básico absoluto en repostería. Es algo así como ese “petite robe noir”, que todo el mundo dice, que las mujeres debemos siempre tener en el armario, para toda ocasión. La Baronesa Frambuesa lo tiene (no faltaba más), en su caso no petite, más bien grande-grande.


Se trata del bizcocho cuatro cuartos, que es para mí, uno de los más sencillos, con garantía de éxito y que admite muchísimas variaciones, según tengamos el día y la despensa. Aunque su origen esta en la Bretaña , si creo que en España siempre se ha hecho en todas las casas. Generalmente, no suelo utilizarlo como base de tartas, para éstas prefiero alguno más ligero, con menos protagonismo. Si me parece un bizcocho (o cake, si lo preferís) especialmente apropiado para desayunos y meriendas. Las variaciones que admite hace que, siendo siempre la misma preparación, parezca totalmente distinto cada vez, (vamos... como la petite robe noir que sirve lo mismo para un funeral que para una cena, cambiando los complementos). Lo que hay que tener en cuenta es que no se cueza en exceso, puesto que lo volvería seco y pesado.

Lo de “cuatro cuartos”, viene de los 4 ingredientes básicos que lleva: huevos, mantequilla, azúcar y harina. Partiendo de ahí, cada uno puede añadir lo que prefiera, o sencillamente nada, y tendremos un cake blanco y muy natural. Personalmente prefiero que el bizcocho sea alto, por ello utilizo un molde que no tenga demasiado diámetro, para que quede alto y (creo) más lucido. Como la proporción es siempre la misma, partiendo del número de huevos empleados, podéis acomodarlo a vuestras necesidades.

Éste que os dejo aquí suele gustar mucho, espero que a vosotros también, más que el caldo ¡seguro!!





INGREDIENTES:

4 huevos
Mantequilla: el peso de los huevos
Azúcar: el peso de los huevos
Harina: el peso de los huevos
1 sobre de levadura
50 ml. de brandy o coñac (cognac, según BF)
4 manzanas (golden, granny smith, reineta *) aproximadamente, dependerá del tamaño
Media taza de pasas sin pepitas (opcional)
2 cucharadas soperas de almendra molida (opcional)



ELABORACIÓN:

Engrasamos el molde con margarina y enharinamos las paredes. Cortamos un disco de papel de horno del tamaño del fondo, y lo colocamos. Engrasamos este disco de papel y espolvoreamos un poco de azúcar (2 cucharadas aprox.)

Encendemos el horno a 200 grados

Descorazonamos, pelamos y partimos a la mitad 2 manzanas. Las laminamos finamente y colocamos en el fondo del molde, reservamos




Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras y reservamos. Yo sigo siempre este orden, para no tener que lavar las varillas

Batimos las yemas con las varillas hasta que tripliquen su volumen . Podemos omitir este paso, y añadirlas directamente a la mantequilla después del paso 6. Yo si tengo tiempo lo hago, creo que el resultado es mejor

6º Batimos la mantequilla a temperatura ambiente. Deberá doblar su volumen




Añadimos el azúcar y seguimos batiendo

Añadimos las yemas (montadas o no) y seguimos batiendo

Rallamos gruesas 1,5 manzanas, y añadimos a lo anterior

10º Añadimos las pasas (no remojadas, ni pasadas por harina) y la almendra




11º Añadimos el brandy





12º Mezclamos la harina con la levadura y un pizca de sal, tamizamos y mezclamos



13º Por último añadimos las claras montadas, para ello echamos primero una pequeña porción sobre la pasta, para “romperla”, revolvemos, y posteriormente echamos la totalidad con suavidad y movimientos envolventes



14º Vertemos sobre el molde ya preparado




15º Llevamos al horno. Mantenemos los 200 grados durante 15 minutos y bajamos después a 180 por espacio de 25 minutos aprox. Esto dependerá mucho de cada horno. No abrir el horno durante la primera media hora. Pasado este tiempo si vemos que toma demasiado color, cubrirlo con papel de cocina mojado en agua y escurrido

16º Desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar



(*) Suelo utilizar golden porque se encuentran siempre sin problema, pero las otras variedades resultan muy bien en esta receta, pueden mezclarse si no tenemos suficiente de una clase.


No hay comentarios :

Publicar un comentario