viernes, 21 de febrero de 2014

FILO MENALES... DE QUESO Y TOMATE





Filomenal! Así transcurría hoy el día. Poco trabajo y sencillo. Pero la Baronesa Frambuesa y yo hemos acabado la mañana  con un  incidente diplomático.  No voy a dudar de su mundo y conocimiento, pero por lo de hoy, ¡no paso! He comenzado a preparar un plato sencillísimo y facilísimo, de los que tiene en su listado de platos exprés. Hasta aquí todo bien.

La cuestión vino después, pretendía que preparase el plato con un “gran” queso azul, sus propuestas (órdenes): Stilton, Bleu d´Auvergne, Gorgonzola, Roquefort ... ¿Cómo? Y los españoles, ¿qué? Me ha mirado con la misma cara de suficiencia que pondría un francés, ante este tema ... Oh!.. vuestros quesos,  no pueden compararse con estos!, ha dicho. No, no, y no!!! Quiero pensar que no lleva el suficiente tiempo en este país, para conocer bien nuestros productos. He sacado un listado de quesos españoles, con el que he conseguido enmudecerla, (y lo más importante, aburrirla): Cabrales, Gamonedo, La Peral, Picón, Blau del Net, Valdeon...

Al final, ha entrado en razón, creo que por aburrimiento, que es lo que más detesta. Después de probar los “filomenales”, quiere una degustación de los fenomenales quesos españoles, para ella todo un  descubrimiento. Esta claro que no volverá a poner en duda nuestros productos, o amenazo con aburrirla de nuevo.





INGREDIENTES:


5 hojas de pasta filo


mantequilla


250 gr. de queso azul de calidad


2 cucharadas soperas de nata para cocinar


2 cucharadas soperas de vino blanco


confitura de tomate



opcional (*)


100 cl. de Pedro Ximénez


2 cucharadas soperas de azúcar




ELABORACIÓN:


En un cazo mezclamos el queso, la nata y el vino blanco, llevamos al fuego (bajo) hasta que este perfectamente mezclado

Pincelamos ligeramente  con mantequilla fundida la mitad de una hoja de pasta filo, doblamos a la mitad. Pincelamos nuevamente con mantequilla la mitad y doblamos. Tendremos así una hoja doblada en cuatro capas, que será lo que utilicemos por comensal


3º Colocamos la pasta en  moldes individuales , dejando sobresalir los bordes. Distribuimos la crema de queso en ellos,  no deberá estar líquida. Colocamos tres minutos sobre la vitro, después introducimos en el horno a temperatura 180º por espacio de 12-15 minutos, cuidando que no se queme, hasta que se doren


 Colocamos  una cucharada sopera de confitura de tomate sobre cada uno, y servimos calientes

Opcional: Previamente en un cazo habremos puesto al fuego el Pedro Ximenez con el azúcar, hasta reducir a la mitad y conseguir un caramelo ligero. Servimos los Filomenales con unas gotas de caramelo de Pedro Ximenez