viernes, 7 de febrero de 2014

TARTA DE NARANJA





La “estricta dieta” del frío ambiental seguida por la Baronesa Frambuesa en los últimos días, ha dado sus frutos, aunque no los esperados. No ha perdido un gramo, pero ha ganado un fenomenal resfriado. En esta situación, según ella, sufre debilidad e inapetencia; yo, la verdad, ésto último no lo había notado, en absoluto. Le sugiero una buena dosis de vitaminaC que siempre ayuda, inmediatamente le parece buena idea. Propongo zumo de naranja, pero a ella lo líquido (dice) no le sienta, aumenta su debilidad. En realidad, le vendría bien algo más sólido, con un toque de azúcar, que siempre le levanta el ánimo.

Propongo, para acabar pronto y que se quede contenta, una tarta lemon pie, que reúne todo lo que necesita: azúcar y vitaminaC sólida, como a ella le gusta. Si... pero no. Tampoco le complace del todo. Finalmente me propone lo que ya debía tener pensado desde la mañana: una especie de lemon pie a su estilo. Ésto es, nada de limón, que le resulta muy ácido, una pasta base con algo de almendra (adora la almendra por encima de todo) y el toque de merengue azucarado que levanta su espíritu. Así pues, manos a la obra.




INGREDIENTES:



-Para la masa-


250 gr. de harina con una pizca de sal


una cucharadita de levadura en polvo


100 gr. de almendra molida


200 gr. de mantequilla


175 gr. de azúcar


1 huevo entero y 1 yema







-Para la crema (*)-

600 ml. de zumo de naranja

la ralladura de una naranja

50 gr. de azúcar (*)

60 ml. de Cointreau o Grand Marnier

2  yemas de huevo

45 gr. de maizena





-Para el merengue italiano-


2 claras de huevo


130 gr. de azúcar


35 gr. de agua











ELABORACIÓN:

Masa
Mezclamos la harina, la levadura, la almendra y el azúcar. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente (blanda, pero no caliente) y mezclamos bien con las manos. Se añade ahora el huevo y la yema y se mezcla muy bien. Se envuelve en papel y se deja reposar en el frigorífico (*)

Crema de naranja
Reservamos medio vaso de zumo, calentamos el zumo de naranja con la ralladura de ésta , colamos para eliminar la ralladura
En un bol mezclamos la maizena, las yemas y el azúcar con el zumo reservado, no deben quedar grumos
Mezclamos con el zumo caliente de naranja, llevamos a ebullición y continuamos la cocción sin dejar de remover, cuidando que no se pegue. Retiramos del fuego y añadimos el licor
Cubrimos el molde con la pasta, rellenamos con la crema y llevamos al horno a 180º, por espacio de 35 minutos aproximadamente
Sacamos del horno, dejamos entibiar y desmoldamos.

Merengue italiano
Colocamos en el fuego el azúcar y el agua para hacer el almíbar
Comenzamos a montar las claras cuando coloquemos el almíbar en el fuego
Cuando el almíbar alcance los 121º, retiramos y sin parar de batir las claras lo añadimos, vertiéndolo despacio, continuamos batiendo hasta que el merengue enfríe totalmente. Para acelerar este proceso (y de paso no quemar las varillas), yo introduzco el recipiente en uno mayor con agua fría. Siempre sin dejar de batir y con cuidado de que no salpique el agua el almíbar


Para finalizar, cuando la tarta este fría cubrimos con el merengue. Gratinamos con muchísimo cuidado de no pasarnos y quemar la tarta, o bien utilizamos un soplete de cocina, más cómodo, rápido y seguro.




(*) Esta crema es muy sencilla, se prepara como una crema pastelera clásica pero sustituyendo la leche por el zumo.

(*) Como siempre, la cantidad de azúcar es muy personal. También dependerá de la acidez de las naranjas. Como la base de la tarta es azucarada y el merengue lleva una cantidad importante de azúcar, yo prefiero una cierta acidez , para lograr un contraste.

(*) La pasta puede prepararse el día anterior. Si sobra, que sobrará, puede congelarse, y realizar en otro momento pequeñas tartaletas con un relleno rápido como mermelada o restos de crema pastelera.