viernes, 25 de abril de 2014

MENDL'S (CÓMIC-TEROLES)





La primavera es, como la Baronesa Frambuesa, caprichosa y variable, nunca sabes qué tiempo hará. Así que ayer, huyendo de la lluvia inesperada, la Baronesa se refugió en el cine y aprovechó para ver “The Grand Budapest Hotel", película que le intrigaba mucho. Le pareció maravillosa, curiosa y muy divertida, no aclaró si le recordaba en algo a su vida (?), pero sí, que se había reído mucho con la historia y la estética tipo cómic. Ella es así, cuando menos te lo esperas... zas!, te sorprende y te despista, imposible catalogarla…

Eso sí, del cine se vino directamente a la cocina (es un decir, ella la cocina no la pisa), deseando urgentemente, los pasteles de la película: los “mendl´s courtesan au chocolat”. Con semejante nombre yo esperaba algo muy aristocrático, pero, después de  hacerme ver decenas de fotos, descubrí que es un  ¡cómic total!




INGREDIENTES:

-para la pasta choux- (*)
300 ml. de agua
120 gr. de mantequilla
180 gr. de harina con una pizca de sal y de azúcar
4 huevos

-para el relleno-
400 ml. de nata para montar
60 gr. de azúcar glass
4 cucharadas soperas rasas de cacao de calidad

-para decorar-
azúcar glass, leche y  colorante alimentario
cobertura de chocolate





ELABORACIÓN:

Llevamos al fuego el agua con la mantequilla, cuando comience a hervir, echamos la harina de golpe. Revolvemos hasta que la harina se haya disuelto, se forme una bola y se desprenda de las paredes. Cuando ésto ocurra, seguimos cociendo 3 minutos, sin dejar de revolver para secar la masa. Retiramos del fuego y colocamos la masa en un bol

Cuando haya enfriado, añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien, hasta que cada uno esté perfectamente incorporado a la masa

Sobre una bandeja forrada con papel de horno, colocamos montoncitos, utilizando la manga pastelera. Aumentarán bastante de tamaño, por lo que hay que colocarlos separados. Llevar al horno, precalentado, con calor arriba y abajo a 200º por espacio de 10 minutos, y bajar  a 180º otros cinco minutos. Los minutos dependerán del horno y del tamaño. Deben tener un color dorado, pero vigilando que no se quemen. Apagar, abrir un poco el horno y esperar cinco minutos antes de sacarlos, para que no se bajen

Batimos la nata fría, en un recipiente muy frío, cuando esté casí montada, añadimos el cacao y el azúcar glass mezclados, continuamos batiendo y llevamos al frigo

Cuando los profiteroles estén fríos, rellenamos  utilizando una boquilla

Decorar con una glasa realizada con azúcar glass, colorante alimentario (según nuestro gusto, o el de el cómic), y una cucharada de leche. La glasa tiene que tener textura de crema, por ello, si queda muy líquida, añadiremos más azúcar glass; y al contrario, si es demasiado sólida añadimos leche cucharada a cucharada. Debe utilizarse antes de que se seque






Para los profiteroles clásicos, fundimos la cobertura de chocolate (negro o blanco) en el micro a baja temperatura, cuidando que no se queme, y bañamos por encima.

(*) Esta cantidad dará para bastantes profiteroles, dependerá del tamaño.

Con  la película, esta receta esta “por todas partes”. Casí todas con pasta choux, aunque también algunas parten de un cupcake. En realidad, son tres lionesas  (o profiteroles) de diferente tamaño colocadas una encima de otra. Otra opción para rellenarlos, es realizar una crema pastelera con cacao, he preferido la nata que los hace muy ligeros, y es muy muy fácil y rápida. Después viene la decoración.

A la Baronesa le ha gustado el mend´l para verlo; una vez visto se ha decantado por los profiteroles rellenos de nata y bañados en chocolate, sin más, así de simple. La verdad que es gracioso, pero tanta decoración, azúcar  y colorante está bien para verlo, pero para comerlo… mejor la ligereza de siempre. Ella ya los ha rebautizado los "cómic-teroles"