miércoles, 21 de mayo de 2014

TARTA DE LIMÓN





La Baronesa Frambuesa está resistiendo estoicamente su semana de dieta, mantiene el tipo (nunca mejor dicho), sin pestañear. No es que haya iniciado la operación biquini para abordar las playas y tumbarse al sol, ¡qué va! No sé  por qué, estos aristócratas no pisan la arena, sólo los barcos; bueno, si acaso, un paseo por la orilla a primera hora de la mañana, con las playas desiertas y convenientemente ataviada. Tan en serio se lo ha tomado, que ayer al regresar  a casa, después de asistir a una merienda, ha comentado (así, sin darse importancia...) que no había probado la tarta. Claro que había truco, la tarta era de limón, que debe ser de las pocas cosas que no le gustan.

Así estamos, con ella deambulando por la casa con  la cabeza  alta y la boca  cerrada, ella que adora la conversación. Estoy deseando que abandone la dieta, mira por donde falta alegría en esta casa, porque todo hay que decirlo, a pesar de sus manías de otro mundo (el suyo), sus tics aristocráticos y su mente cuadriculada, es alegre, divertida a ratos y casí siempre entretenida. Bien pensado, mejor que no haya probado la tarta, ya está ella bastante ácida esta semana…



INGREDIENTES:

-base- (*)

185 gr. de harina

75 gr. de maicena

75 gr. de azúcar

110 gr. de mantequilla

2 huevos pequeños

-crema-

300 ml. de leche condensada

250 ml. de zumo de limón

5 huevos medianos

-limón confitado-

tiras de piel de limón

2 tazas de azúcar

1 taza de agua




ELABORACIÓN:

Mezclamos en un bol la maicena, harina y azúcar

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, cortada a trocitos. Mezclamos con los dedos, formando migas

Añadimos el huevo batido, y mezclamos bien con las manos

Refrigeramos 30 minutos

Engrasamos un molde y extendemos la masa. Pinchamos con un tenedor, colocamos sobre ella papel de horno y algo de peso (garbanzos, arroz…). Horneamos 15 minutos a 180 º

En un bol mezclamos, con la batidora, la leche condensada, el zumo y los huevos

Vertemos en el molde y horneamos 40 minutos a 180º. Dejamos la tarta en el horno entreabierto 10 minutos antes de sacarla

Cuando haya enfriado, dejamos la tarta en el frigo 24 horas

Hacemos tiras con la piel de los limones, quitando la parte blanca. Sumergimos las tiras en agua hirviendo , apagamos el fuego y las  dejamos 15-20 minutos

10º Llevamos al fuego el azúcar y el agua, cuando el azúcar esté disuelto introducimos las tiras de limón, escurridas. Cuando hierva, bajamos el fuego (medio-bajo) y dejamos que se hagan 25 minutos, sin hervir. Tapamos y dejamos hasta que esté tibio-frío. Colocamos las tiras de limón sobre un colador grande para que pierdan el exceso de almíbar, dejamos escurrir bien




(*) He utilizado un molde de 32 cm.

Si no tenemos tiempo podemos utilizar masa comprada, y no hacerla en casa. Conviene que la masa lleve azúcar, ya que la crema de limón es ácida. Otra opción es utilizar para la base una mezcla de galletas trituradas y mantequilla, como en la tarta de queso.

Ésta es una tarta muy muy fácil y muy rápida, pero “SÓLO” para amantes del limón. Si no es nuestro caso (como la Baronesa), podemos sustituir el limón por naranja y proceder de igual forma.

Si nos olvidamos de la corteza de limón y está demasiado fría, podemos volver a calentarla  (en el micro a baja temperatura), para poder colarla y que pierda el exceso de almíbar. Se mantiene bien en el frigo una semana.