viernes, 6 de junio de 2014

CHEESECAKE DE SALMÓN - APERITIVOS





Hoy la Baronesa Frambuesa ha tirado de despensa (pantry, en sus palabras), para preparar unos aperitivos. Como aún había salmón marinado ha sido sencillo... y barato. Tratándose de aperitivos ella vigila el tamaño, casi, regla en mano. Estos finger foods (sic) deben tener  tamaño de un bocado,  como mucho de dos, pero nada de pasarse de tamaño; en ésto  lleva  razón,  ¿quién quiere desastres sobre la alfombra?



- TOSTAS -


Elegimos un pan de nuestro gusto, caliente mas que tostado, pero esto dependerá de nuestras preferencias. Cebolla cortada en aros muy finos (juliana), pochada en aceite de oliva virgen, a baja temperatura, hasta que está hecha pero sin  que tome color (a ser posible, yo me  olvidé de ella), alcaparras, huevo cocido rallado… listo!




- BOCADITOS DE TOMATE -



Imposible más sencillo. Cortamos los tomates cherry, vaciamos y rellenamos de queso crema, salmón marinado y cebollino. El queso puede llevar una pizca de sal y pimienta, pero sólo una pizca.




- EMPAREDADOS -



Sirven como sándwich para la excursión de turno, como acompañamiento del té  o como aperitivo, la única diferencia está en ajustar el tamaño. Pan de molde  a nuestro gusto, éste era integral con pepitas de calabaza, realmente bueno. Una buena salsa tártara, de calidad, y el salmón... uffff... ¡realmente difícil ! 




- CHEESECAKE -



70 gr. crackers salados
40 gr. mantequilla
250 gr. de queso crema
2 hojas de gelatina
8 ramitas de cebollino
180 gr. de salmón marinado
2 claras de huevo
1 cucharada de café de mostaza (opcional)

Trituramos los crackers  y mezclamos con mantequilla fundida, hasta conseguir una pasta, como la utilizada en las tartas de queso. Colocamos una capa dentro de los aros de pastelería que hayamos elegido y llevamos al frigo 15 minutos

En un bol ponemos 250 gr. de crema de queso, la marca queda a la elección de cada uno, yo no he utilizado la más conocida

Ponemos en agua fría 2 hojas de gelatina. Cuando se haya hidratado, la disolvemos en 2-3 cucharadas de leche caliente. Añadimos al queso, mezclando muy bien, uniformemente

Añadimos a la mezcla el  salmón marinado finamente picado, el cebollino  muy picado, y la mostaza si decidimos utilizarla

Batimos 2 claras de huevo a punto de nieve y añadimos con movimientos envolventes a la preparación anterior, con cuidado para que no se bajen

Probamos de sal, añadimos si creemos que es necesario sal y algo de pimienta. El salmón ya lleva ambos y tiene mucho sabor, por eso antes de añadir nada lo probaremos para no pasarnos

Vertemos la preparación en los moldes (*) y llevamos al frigo para que cuaje la preparación, podemos prepararlo de un día para otro, aguanta perfectamente un par de días. Decoramos con salmón, cebollino, huevo, huevas de salmón, etc.





(*) He servido los cheesecakes como entrante , no como aperitivo. He utilizado dos aros de pastelería de 6 y 8 cm. de diámetro, y he llenado los aros con la crema de queso hasta una altura de aprox.  6 cm. Este tamaño no es adecuado para  aperitivo, lo ideal serían aros de 3-4 cm., y una altura de unos 3 cm. Con la cantidad utilizada de crema obtendremos  más o menos unos 10-12 aperitivos.
Otra opción es utilizar un molde rectangular y cortar una vez hecho el cheesecake, con aros de pastelería "cuadrados" (vaya!, la cuadratura del circulo), de 3-4 cm.  Debe ser cuadrado porque si lo utilizamos circular desperdiciaremos  mucha cantidad  al cortarlo.
Éstas son algunas posibilidades, pero hay mucho mas...