jueves, 19 de junio de 2014

TARTA DE ALBARICOQUES Y QUARK









La Baronesa Frambuesa  suele utilizar productos de temporada, por eso, como estamos en temporada de albaricoques, hoy toca utilizarlos en una tarta sencilla, combinada con  quark. Si la elaboramos con albaricoques no demasiado dulces, tendrá un punto ligeramente ácido, que le dará un sabor peculiar.  A ella le gusta porque, según dice, es como la llegada del verano, todo luz y color... a veces se pone poética, y no consigo reconocerla!







INGREDIENTES:

       -   base - (*)
225 gr. de harina
100 gr. de azúcar glass
Corteza rallada  de 1 limón
75 gr. de mantequilla
1 huevo
Una pizca de sal
2 cucharadas soperas de amaretto (opcional)

-  relleno  -
500 gr. de  quark
125 gr. de azucar
1 vaina de vainilla
75 gr. de nata para cocinar
50 ml. de aceite
2 huevos
El zumo y la ralladura de un limón
600 gr. de albaricoques

Mermelada de albaricoque o glasa para tartas




ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos la harina, el azúcar, y la cascara rallada del limón

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el huevo y el Amaretto si lo utilizamos. Amasamos con las manos. Llevamos al frigo 30 minutos

Cubrimos el fondo (sólo el fondo) de un molde de 25 cm., previamente engrasado, con la masa, pinchamos con un tenedor. Horneamos en blanco, colocando peso (garbanzos, lentejas, etc.), sobre el fondo de la tarta, durante 15 minutos a una temperatura de 180º. Sacamos del horno y dejamos entibiar

Partimos los albaricoques a la mitad, deshuesamos, pelamos y cortamos cada mitad en dos

Forramos los laterales del  molde con el resto de la pasta

Separamos las yemas y las claras de los huevos, y batimos éstas a punto de nieve

En un bol colocamos los ingredientes del relleno: quark, azúcar, las semillas que contiene la vaina de vainilla (que habremos raspado con un cuchillo), nata, aceite, yemas, y el zumo y ralladura del  limón, mezclamos bien. Añadimos las claras con movimientos envolventes

Vertemos la preparación en el molde, y  colocamos los albaricoques sobre la crema

Horneamos a 175 -180º, por espacio de 1,20 h., dependiendo del horno

10º Dejamos enfriar dentro del horno, con la puerta entreabierta

11º Mezclamos la mermelada con un poco de agua, calentamos y colamos, y pincelamos la tarta. Llevamos al frigo, mejor de un día para otro





(*) Si tenemos poco tiempo podemos emplear pasta refrigerada ya comprada.


(*) La glasa para dar brillo resulta muy rápida, con medio sobre será suficiente y sobrará.