martes, 12 de agosto de 2014

POLLO AL CACHUETE






No sé por qué la Baronesa Frambuesa no puede ser como todo el mundo… normal.  Se ha ido al campo (por unos días), y yo  albergaba la esperanza de que se volviera “sencilla” (por unos días).  ¡Hasta  la imaginaba comiendo  “a mano” un pollo al ajillo!, tan campestre, veraniego y  rico… Qué va!  todo lo complica. Según dice,  le gusta el pollo sencillamente cocinado, pero con un toque  especial… y la vida sencilla en el campo, también  le gusta,  pero con menos silencio y tranquilidad (¿qué entenderá ella por campo?). Sé que volverá pronto...







INGREDIENTES:

Muslitos de pollo sin piel

Cebolla finamente picada

Ajo

Vino blanco

Salsa de tomate casera (poca, opcional)

Sal y pimienta

Orejones y ciruelas pasas

Cacahuetes

Pan rallado

Patatas en rodajas de 1 cm. aproximadamente

Aceite de oliva virgen




ELABORACIÓN:

Salpimentamos los muslitos de pollo

Calentamos el aceite, añadimos ajo picado y doramos el pollo. Sacamos y reservamos

En el aceite utilizado sofreímos ligeramente la cebolla (muy abundante, si nos gusta, claro), sin que se dore, añadimos un poco de salsa de tomate el pollo, y el vino blanco. Dejamos que se haga a fuego suave durante 1 hora. Vigilamos que no se queme y le damos la vuelta, de tanto en tanto

A la hora, añadimos más vino blanco y las pasas y orejones. Continuamos guisándolo durante tres cuartos de hora más, aproximadamente, vigilando que no se seque ni se queme (*)

Mientras freímos las rodajas de patata en abundante aceite  a fuego muy suave, sin que tomen color

Machacamos en el mortero los cacahuetes en trozos irregulares y los mezclamos con un poco de pan rallado
.
Pasamos los muslitos (sin salsa) por la mezcla de cacahuete y pan rallado y colocamos sobre los montoncitos de patata un poco de cacahuete. Lo colocamos en una fuente de horno y le damos un golpe de gratinador para que se “bronceen” (palabra de Baronesa). Servimos con la salsa




(*) El pollo debe hacerse despacio, a temperatura media. Si vemos que se seca añadimos algo de vino blanco o caldo de ave. Al guisarlo despacio la salsa quedará ligada.

(*) He utilizado cacahuete con cascara, los pelados y salados son para mi gusto demasiado salados.