jueves, 11 de septiembre de 2014

CONCHAS AL BLOODY MARY (GASTRONOMÍA PERUANA)






La Baronesa Frambuesa llevaba días esperando la visita de hoy con impaciencia. Ella, siempre coqueta a pesar de su edad, ha pasado  los últimos días, haciendo pruebas de vestuario:  pon y quita, quita y pon. A primera hora de esta mañana (las 11,30 para ella),  ha aparecido vestida como para un posado. La respuesta a tanto misterio llegó poco antes del almuerzo. Se abrió la puerta y allí estaba él: Herr von  Weinber. Con edad para ser su hijo (y casi su nieto), llegó acompañado, claro está, por su frau, directamente caída del Vogue italiano. Desde el primer momento quedó patente la adoración (casi infantil) que la Baronesa siente por  él y la nada disimulada envidia que siente hacia ella, ¡como una niña!

La  pareja estaba de visita,  camino de Perú, y de vuelta  de no sé dónde. No sé que pasa con estas gentes,  se pasan la vida de país en país… Gran experto en vinos y en gastronomía, la Baronesa ha querido  prepararle  algo muy especial . Yo (en mi línea, cateta) pensaba en  tortilla de patata, que a estos europeos les chifla; además, después de tanto viaje por el mundo… Después de mucho indagar sobre la maravillosa cocina peruana, decidió que lo ideal para la ocasión era un plato peruano, para ir abriendo boca de lo que allí les espera, supongo.

En un momento  estaba   preparado, un plato tan sofisticado como ellos, y muestra, según ella, de la cocina peruana del momento,  al más alto nivel mundial. Los invitados alabaron el plato, para alegría de la Baronesa, pero yo sigo pensando que la tortilla era mejor elección…




INGREDIENTES:

4 vieiras, sólo la parte blanca
sal y pimienta
zumo  de lima natural
½ cebolla mediana 
tabasco
2 cucharadas de té de salsa “Perrins”
una cucharada de moka de miel, 
6 cucharadas soperas de kétchup
4 cucharadas de vodka



ELABORACIÓN:

Se lavan muy bien las vieiras y se laminan.  Se colocan en dos copas de martini

Salpimentar y añadir dos cucharadas soperas de zumo de lima

Preparamos la salsa. Picamos muy finamente la cebolla. Añadimos unas gotas de tabasco, la salsa Perrins, la miel, el ketchup y el vodka. Se mezcla bien y se vierte sobre las vieiras. Llevamos al frigo hasta el  momento de servir




Éste es un plato muy especial, o te gusta o no te gusta nada. No lo recomiendo para quienes no les gustan las cocinas de fusión, o los sabores nuevos y muy distintos de la tradicional cocina europea; tampoco para quien no disfrutan con los alimentos en crudo. 



Quien tenga ocasión de visitar Perú, podrá disfrutar de una de las mejores cocinas del mundo. La prestigiosa revista  "Restaurant" ( palabra de Dios en estas lides), incluía este año dos restaurantes peruanos entre los 50 mejores del mundo, lo que da idea del nivel gastronómico del país.



No hay comentarios :

Publicar un comentario