miércoles, 1 de octubre de 2014

BIZCOCHO DE ARÁNDANOS





Aunque cálido, el otoño ha llegado, el buen tiempo nos engañará un poco más, pero no hay vuelta al verano. La Baronesa Frambuesa tiene el firme propósito de  iniciar el nuevo curso con hábitos saludables … como todos.  Ha empezado  el día con uno de esos bizcochos (o cakes) de desayuno, que tanto le gustan.  Eso si, le  ha parecido que prepararlo con harina integral y  arándanos, lo convertiría, inmediatamente, en algo  muy muy saludable, casi medicinal, ¡hasta quiere pensar que es ideal para la dieta!… Está claro que ella,  como el otoño, también se engaña…



INGREDIENTES:

4 huevos grandes

250 gr. de azúcar

250 gr. de mantequilla

120 gr. de arándanos secos

150 ml. de buen zumo de arándano de calidad (*)

220 gr. de harina integral (*)

Un sobre de levadura

Mermelada de arándanos

Azúcar glass 150 gr. aprox  y 2 cucharadas de agua  aprox.






ELABORACIÓN:

1º Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que haya aumentado su volumen y tenga la consistencia de una crema

Añadimos las yemas y seguimos batiendo

Añadimos el azúcar y batimos bien

Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos tres veces para que coja aire

Añadimos a la mezcla , la  harina y los arandanos, mezclándolo bien, pero sin pasarnos, lo justo para que se integre

Añadimos el zumo de arándano

Añadimos las claras (que habremos montado previamente), con movimientos envolventes

Vertemos en el molde, llevamos al horno precalentado a 200 grados, unos 40 minutos aproximadamente

Sacamos del horno y desmoldamos sobre una rejilla para que enfríe

10º Extendemos una ligera capa de mermelada de arándanos sobre el bizcocho

11º Cuando esté totalmente frío preparamos una glasa mezclando el azúcar glass con las cucharadas de agua; las cantidades son orientativas, deberá quedar una crema consistente, no demasiado liquida. Extendemos sobre la mermelada y dejamos que se seque





(*) El zumo debe ser de calidad, nada de zumos industriales tamaño familiar, que son baratos, pero de arándano tienen poco.

(*) Podemos utilizar mitad de harina integral y mitad de harina normal. He utilizado sólo integral. La harina integral hace que el resultado final sea más denso y seco. Para evitarlo debemos tamizar la harina varias veces para que coja aire. También utilizar más ingredientes líquidos, en este caso el zumo de arándano. Es muy importante ajustar el tiempo de horno, procurando no pasarnos en absoluto o el resultado final resultará pesado y seco, lo que hará el cake poco apetecible.




El color oscuro le da un aspecto final  más “rustico”, menos ligero y fino que otros cakes, se debe a  la harina integral y el zumo de arándano que le da un cierto tono azulado.