jueves, 6 de noviembre de 2014

BISCUIT DE HIGOS









Si algo le gusta a la Baronesa Frambuesa es nuestra capacidad para improvisar. Ella, organizada, previsora, y cuadriculada, no se maneja bien ante situaciones imprevistas. Justo lo que a menudo sucede en esta casa, y en cualquier otra: imprevistos. Esas situaciones en las que esperas 4 a comer y acaban siendo 7, por ejemplo. En esos casos hay que recurrir a soluciones de urgencia, a platos fáciles, rápidos y ricos, y si  además resultan baratos y muy aparentes, mejor que mejor. Este biscuit de higos cumple con todos los requisitos, no tardaremos más de 15 minutos en prepararlo y, bien emplatado, nadie pensará que es un plato para salir del paso.







INGREDIENTES:

200 gr. de higos secos

4 cucharadas soperas rasas de azúcar glass

2 huevos

200 ml. de nata para montar

cacao en polvo

cobertura de chocolate





ELABORACIÓN:

Batimos las yemas con  2 cucharadas de  azúcar hasta triplicar su volumen

  Trituramos los higos y los añadimos a las yemas, mezclamos bien

Montamos la nata con las varillas y las 2 cucharadas restantes de azúcar glass, mezclamos con cuidado con los higos y yemas

Batimos, con varillas, las claras a punto de nieve. Añadimos con movimientos envolventes a la mezcla

Colocamos en los moldes elegidos y llevamos al congelador 15 - 20 minutos. Después pasamos al frigo, no deben estar congelados cuando vayamos a servirlos

Para servirlo, desmoldamos sobre el plato y cubrimos con cacao, colocando encima del biscuit un disco de chocolate





Si tenemos algo más de tiempo, podemos bañar los moldes con chocolate fundido, y dejar endurecer en el frigo, antes de llenarlos con el biscuit.


Éste no es realmente un biscuit “en toda regla”, pero este “falso” biscuit es muy muy rápido y facilísimo. Podemos realizarlo en poco más de 10 minutos y tenerlo listo para servir sin más complicación. 


Con estas cantidades he preparado 8 raciones en moldes individuales.