miércoles, 10 de diciembre de 2014

CRÈME BRÛLÉE DE BAILEYS







Éste, es uno de esos clásicos postres de cuchara , que encantan a la Baronesa Frambuesa. Fino, delicado y, según ella,  elegante (por el nombre, supongo) y "discreto", esto no acabo de comprenderlo... Su origen es muy muy antiguo y, a pesar del nombre (tan francés), no está muy claro si su origen es realmente francés, inglés o catalán. Pero es cierto que son los franceses , los que le han dado fama mundial. Cierto que la crema catalana es muy similar, pero en boca de la Baronesa, no puede tener otro nombre que no sea éste, tan sencillo como ella...




INGREDIENTES:

5 yemas

60 gr. de azúcar

125  ml. de leche

250 ml. de nata para cocinar

100 ml. de Baileys (*)

azúcar moreno






ELABORACIÓN:

1. Blanqueamos las yemas, batiéndolas junto con el azúcar

2. Añadimos la leche y la nata líquida y mezclamos suavemente

3. Añadimos  la crema de whisky

4. Dejamos reposar en el frigo una hora, más o menos

5. Vertemos en los moldes, llevamos al horno precalentado, 1h.15' a 100º (dependerá del horno y de la altura de la crema). Si se dora, tapar con papel de aluminio. La crema estará lista cuando este cuajada, pero que al mover los moldes "tiemble" un poco

6. Dejar reposar a temperatura ambiente una hora

7. Llevar al frigo cuando esté frío

8. Sacarlo del frigo antes de que vayamos a servirlo para que esté a temperatura ambiente. Espolvorear con una fina capa de azúcar moreno (no demasiado) y quemar con una pala o con un soplete de cocina





Estas cantidades son para 4 personas. Los moldes para esta cantidad deben ser de,aproximadamente, 100 - 125 ml. ( o sea, pequeños), servirán los moldes de soufflé (ramequin, según la Baronesa).

Resulta muy práctico puesto que puede prepararse el día anterior.




(*) El licor le da un sabor muy especial, podemos utilizar otro tipo si lo preferimos, o también Baileys de chocolate