miércoles, 31 de diciembre de 2014

TARTA DE MANZANA Y CREMA DE ORUJO








La Baronesa Frambuesa adora las manzanas, repite sin cesar eso de "an apple a day keeps the doctor away", que ,según parece, santifica la manzana como la mejor receta para mantener la salud, alejados de médicos. Aunque lo realmente  saludable es consumirla cruda o, como mucho, asada sin  azúcar, la manzana da muchísimo juego en la cocina. Bien sea en  platos salados o en platos dulces, es un ingrediente que siempre soluciona: en salsas de caza, cakes, flanes, tartas, compotas, etc, etc.   Sea como sea, ella predica mucho  las bondades de esta fruta, con la que tiene un largo listado de recetas, entre ellas esta  riquísima tarta, diferente a las más clásicas (y buenísimas) tatin , o de pasta y crema  horneada.  





INGREDIENTES:

- manzana caramelizada-
3 manzanas grandes, preferiblemente granny smith
75 gr. de mantequilla
5 cucharadas de azúcar
5 cucharadas de crema de orujo suave 
agua
1 hoja de gelatina

- crema-
250 ml. de nata para montar
25 gr. de yema, más o menos una  grande
50 gr. de azúcar
1 palito de canela
5 cucharadas de crema de orujo
2,5 hojas de gelatina

- base-
100 gr. de avellana molida
100 gr. de mantequilla
100 gr. de harina
60 gr. de azúcar (*)





ELABORACIÓN:

Manzana caramelizada

1. Cortamos las manzanas en laminas de medio centímetro ,más o menos, no es necesario precisión

2. Calentamos la mantequilla y el azúcar y añadimos la manzana. Removemos, de vez en cuando, para evitar que se pegue al fondo y se queme. Cuando la manzana haya perdido su agua y comience a secarse pero aún no tenga color dorado, añadiremos algo de agua. Tiene que hacerse, no sólo tomar color

3. Transcurridos unos 20 minutos (aproximadamente), se habrá hecho y caramelizado, añadimos la crema de orujo, dejamos un par de minutos más y  retiramos a un bol

4. Añadimos en la olla donde se haya preparado, un poco de agua  (menos de medio vaso), para soltar los jugos  y el azúcar que habrán quedado en el recipiente, dejamos hervir y añadimos la gelatina previamente hidratada, colamos y vertemos sobre la manzana

5. Colocamos la manzana en el molde y llevamos al frigo


Crema

1. En un bol  batimos bien la yema 

2. Añadimos la nata y la canela. Llevamos al fuego y retiramos cuando haya alcanzado los 80º

3. Retiramos la canela y añadimos la gelatina hidratada

4. Añadimos la crema de orujo

5. Llevamos al frigo la crema 12 horas (si lo hacemos de un día para otro, no hay problema, puede reposar en el frigo 24 horas)

6. Trascurrido ese tiempo montamos la crema con varillas y vertemos sobre la manzana

7. Dejamos reposar en el frigo, para que cuaje


Pasta base

1. Mezclamos todos los ingredientes y extendemos sobre una plancha de horno. El  tamaño de la base debe ser algo mayor de la base de la tarta. Podemos preparar está base el día anterior, y dejar reposar en el frigo junto con la crema

2. Horneamos a 180º unos 15 minutos aprox. Dejamos enfriar

3. Finalmente, colocamos la base sobre la fuente de servir, volcamos la tarta sobre la base y recortamos los sobrantes de la pasta para que quede de igual tamaño





(*) Aunque la cantidad de azúcar debería ser de 100 gr., lo he reducido a 60 porque me parece excesivamente dulce, pero claro, dependerá del gusto de cada uno.

(*) He utilizado un molde semiesférico de 31x11 cm., lo que da aproximadamente 10 raciones, claro que dependerá de lo golosos que sean los comensales...