sábado, 31 de enero de 2015

PASTEL DE ORICIOS o ERIZOS







A la Baronesa Frambuesa la costumbre de comer oricios ( o erizos ), le resulta absolutamente "nasty" y primitiva... ya lo veremos. Le parecen decorativos, pero de ahí a comérselos... no, definitivamente, ni probarlos... ya lo veremos. No entiende que muchos,  esperen impacientes que llegue la temporada, para lanzarse a "zampar" como si no hubiera un mañana. En este caso, lo del mañana no está tan equivocado; dado lo corta que es la temporada y lo mucho que influye el estado del mar ,  es posible que hoy los tengamos, pero mañana no haya ni uno en la pescadería.

Como la curiosidad mató al gato, y ella es curiosa por naturaleza, no creo que se resista a probarlos,  en cuanto lo vea debidamente colocado en el plato, no resistirá la tentación. Para iniciarse, un pastel de oricio es la mejor opción. Muy similar al pastel de buey de mar  en la elaboración, es sencillo,  rápido y conserva todo el sabor, sin ser tan intenso como el oricio al natural.  Ya veremos, después de probarlo, si sigue pareciéndole "nasty"



INGREDIENTES:
18 oricios
3 huevos
200 ml de nata para cocinar
100 ml de leche 
sal y pimienta

ELABORACIÓN:

1. Engrasamos un molde con mantequilla. Espolvoreamos con pan rallado

2. Abrimos los erizos, con muuuucha paciencia y con un guante , para evitar que las púas se claven. Sacamos las huevas, limpias, y tiramos el agua y el resto del contenido

3. Batimos los huevos, la nata, la leche y las huevas con la batidora de brazo, o sea, con la minipimer de toda la vida. Añadimos  la sal (mas o menos, una cucharadita de moka, aprox.) y un toque de pimienta

4. Vertemos el contenido en el molde, cubrimos con film de cocina, pinchamos el plástico , y llevamos al microondas a potencia media 10 minutos. Después dejamos 4 minutos más a máxima potencia

5. Sacamos del microondas y dejamos enfriar. Una vez frío lo llevamos al frigo hasta el día siguiente.