martes, 20 de enero de 2015

BIZCOCHO DE PLÁTANO Y PASAS







Con este frío la Baronesa Frambuesa busca "emociones fuertes", para combatir las bajas temperaturas, que detesta. Cualquiera pensaría que ha nacido en el trópico , y no en la fría Europa central!  Este bizcocho cumplirá su misión, desde luego nos hará entrar en calor. Iniciar el desayuno con él,  nos dará energía para toda la mañana, sin duda. Aficionada como es a poner nombre a todo, ya lo ha rebautizado como "winter plum cake".

Para variar no hemos utilizado la formula del "cuatro cuartos", ese básico, sencillísimo, delicado y que, además, nunca falla.  Más rápido de realizar que el 4.1/4, pues no es necesario batir los ingredientes para su elaboración, el resultado es un bizcocho "potente", quizás menos delicado, con un sabor peculiar y diferente.




INGREDIENTES:

260 gr. de harina
1 sobre de levadura química (el royal, de toda la vida)
2 plátanos maduros
220 gr. de azúcar moreno
75 gr. de pasas
la piel de un limón y una naranja, finamente picada (no rallada), sin la piel blanca

3 huevos
10 cucharadas de zumo de naranja
225 ml. de aceite de girasol (*)

azúcar glass
2-3 cucharadas de zumo de naranja





ELABORACIÓN:

1. Forramos un molde de plum cake con papel de horno

2. Conectamos el horno a una temperatura de 180º

3. En un bol mezclamos la harina y la levadura tamizadas, con los plátanos machacados, el azúcar moreno, las pasas y la piel de los cítricos

4. En otro, batimos el aceite, los huevos y el zumo de naranja

5. Vertemos la mezcla anterior sobre  los ingredientes secos y mezclamos bien

6. Horneamos 1 hora (aproximadamente, como siempre dependerá del horno). Si se tuesta demasiado cubrimos con un papel de horno mojado en agua y escurrido. Pinchamos con un palillo para comprobar que sale seco

7. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla

8. Mezclamos cinco cucharadas de azúcar glass con unas 2 o tres cucharadas de zumo de naranja, para formar una glasa. Extendemos por la superficie y dejamos enfriar




Se conserva muy bien varios días envuelto en papel de aluminio. 

He utilizado un molde de 23x13 cm.

(*) Aunque a muchos les gustan especialmente los bizcochos de aceite, yo no soy demasiado aficionada, prefiero, sin ninguna duda, la mantequilla.  Podríamos sustituir el aceite por 250 gr. de mantequilla derretida y clarificada. Para gustos, ya se sabe...