jueves, 5 de febrero de 2015

CHIPIRONES GUISADOS






A la Baronesa Frambuesa le gusta mucho este plato, dice que los chipirones tienen poca grasa y mucha proteína, con lo que son poco calóricos;  lo que  incrementa las calorías del plato suelen ser los acompañamientos, dice. En eso está muy acertada, claro que cuando se sienta a la mesa suele olvidarlo. En esos momentos lo mejor es amenazarla con el caldo depurativo, suele funcionar (el caldo, sin duda),  en su cabeza el efecto es inmediato: aparta rápidamente las calorías de más.


Esta es una receta sencillisima, aunque  algunas  recetas añaden pimiento, cebolla y algún ingrediente más, yo sólo utilizo cuatro ingredientes y, parece imposible que, con tan poco, podamos conseguir un plato tan tan rico. Solo se necesitaremos un "pescadero amigo" que nos prepare  estos pequeños calamares, que no tienen más inconveniente que limpiarlos. Lo demás no tiene misterio.



INGREDIENTES:

2,5 kg. de chipirones pequeños (*)
5-6 ajos muy muy picados
aceite
sal
medio vaso de vino blanco
1 guindilla pequeña (*)





ELABORACIÓN:

1. Cortamos los chipirones en 2, o 3 trozos, y separamos los tentáculos

2. En una olla colocamos aceite y doramos los ajos, muy ,muy picados

3. Añadimos los chipirones cortados y los tentáculos y rehogamos

4. Añadimos el vino blanco y dejamos que reduzca destapados.

5. Añadimos la sal y la guindilla

6. Dejamos que los chipirones se hagan a fuego medio, tapados, soltando el agua, y reduciendo la salsa   aprox , 35-40 minutos. Los retiraremos cuando la salsa haya reducido lo suficiente y hayan adquirido un color oscuro.




(*) Aunque 2,5 kg. pueda parecer mucho, obtendremos una vez cocinados, 4 raciones, así que debemos calcular bien para no quedarnos cortos.

(*) Creo que una guindilla pequeña (tamaño centímetro y medio, para entendernos) es suficiente, "anima" el sabor, sin resultar excesivo a las personas que no les gusta el picante.

Aunque el pescado fresco es siempre una garantía por  sabor y textura, este plato puede prepararse también con chipirones congelados. El precio es mucho más barato, y el resultado, aunque no iguala al producto fresco, es muy muy aceptable. Podemos prepararlos perfectamente para varios días y el sabor no perderá.