martes, 10 de febrero de 2015

TOCINILLO DE CIELO DE FRUTOS DEL BOSQUE







Una de los muchos (muchiiiiisimos)  platos que la Baronesa Frambuesa ha descubierto en este país  es,  el tocinillo de cielo. Este subidón de azúcar y colesterol en vena, que algunos consideran  muy  "España cañí" (!), le gusta de cuando en cuando. En esto es prudente. Es un postre del que no se puede abusar pero, muy de vez en cuando, no viene mal. 

Su origen (ya es sabido) está , según parece, en Jerez de la Frontera;  allí, las claras de huevo se utilizaban para clarificar los vinos y las yemas restantes se entregaban a las monjas. Éstas, comenzaron a elaborar el tocinillo que, con el pasar de los años, se convirtió en un postre clásico y por su sencillez frecuente en muchas casas. La Baronesa, a la que ya le gustaba Jerez  (y el jerez, no digamos) , ya está pensando en un viajecito para probarlo en  origen.




INGREDIENTES:

7 yemas de huevo
media clara de huevo
175 gr. de azúcar (*) + azúcar para caramelizar el molde
200 ml. de infusión de frutas del bosque Inffusions (*)

ELABORACIÓN:

1. Hacemos la infusión

2. Caramelizamos el molde que vamos a utilizar con un poco de azúcar, cubriendo bien el fondo del mismo, pero sin exageraciones, lo justo, que el tocinillo ya lleva bastante azúcar

3. Batimos las yemas con la clara, ligeramente, sin que entre aire, sólo se trata de deshacer las yemas y mezclarlas, no utilizaremos varillas eléctricas.

4. Realizamos un almíbar con el azúcar y la infusión que hemos preparado. Cocemos a fuego fuerte, hasta que comienza a burbujera, después lo  dejaremos a temperatura baja, y lo mantenemos al fuego 2 o 3   minutos más, aprox. Apartamos del fuego y dejamos que entibie.

5. Vertemos el almíbar , al hilo , sobre la yemas, lentamente y sin dejar de batir, pero con cuidado de no introducir aire a la preparación, para que no forme burbujas.

6. Colamos la preparación y vertemos sobre el molde

7. En el horno, previamente calentado a 150 grados, introducimos el molde en un baño maría y lo dejamos por espacio de 25-30 minutos

8. Sacamos del horno, cuando esté frío lo introducimos en el frigo, al menos 5 o 6 horas, pero mejor hasta el día siguiente



(*) La receta clásica, para esta cantidad de huevo, utiliza 250 gr. de azúcar; yo lo he rebajado porque me parece excesivamente dulce, claro que cada uno tiene sus preferencias, lo muy dulce para unos, no lo es para otros.

Estas cantidades son para un tocinillo no demasiado grande, para un molde de 10x15 cm., más o menos, es decir, un molde pequeño.

(*) La infusión de frutas del bosque la he preparado utilizando una mezcla de hibisco, pasas,bayas de saúco, arándanos rojos, grosellas negras, aroma de frambuesa y cereza. La mezcla viene ya preparada y se compra en tiendas especializadas en té. Conviene prepararla algo más fuerte que una infusión para beber.





El color de este tocinillo no es tan bonito como el clásico; la infusión le da ese color, y también  un gusto especial y diferente.

Como el tocinillo es muy dulce, vendrá bien un acompañamiento ligero, como una  mousse de yogurt ligera.