jueves, 10 de noviembre de 2016

BIZCOCHO DE PERA Y CACAO





A pesar de su afición a todo lo brillante, rutilante, epatante y todo lo acabado en "ante", a la hora del desayuno, con  la Baronesa Frambuesa "postureos" los justos, A esas "tempranas" horas  ( ten o´clock, more o less), nada de bizcochos ladrillos, kilos de nutela de adorno, o toneladas de queso cubriéndolo todo, no,no,no... Para ella un bizcocho de desayuno (o de cualquier otro momento), debe ser jugoso, ligero, esponjoso, nunca pesado, dulzón y seco, Ponerle en la mesa un bizcocho o cake, que precise la ayuda de líquidos para tragarlo o mitigar el empalago del azúcar, es una provocación. Por muy   fotogénico que pueda resultar, acabará en el plato diseccionado: por aquí el frosting, por allá el ladrillo y por el otro, los cubiertos en posición clara de "no me ha gustado" (nada)... afortunadamente a esa hora, es de pocas palabras ... es la única ventaja...

Así que mejor andarse con cuidado y no provocar la ira germánica a tan temprana hora ; a fin de cuestas, no resulta difícil darle el gusto, y sí más sano  y equilibrado un cake sin tantos aditamentos, rico y jugoso, y no un bizcocho bomba (por fotogénico que resulte),  que desate una guerra a primera hora. 




INGREDIENTES:
2 o 3 peras pequeñas pequeñas (tipo roma, no pera de agua o blanquilla)
3 huevos
200 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar + 2 cucharadas soperas
200 gr. de harina
2 cucharadas soperas de almendra molida
2 cucharadas de levadura royal
vaina de vainilla
1/4 de vaso de licor (licor de pera, cointreau, brandy)
agua

ELABORACIÓN:
Pelamos las peras las cubrimos con agua, 2 cucharadas soperas  de azúcar y la vaina de vainilla abierta. Llevamos al micro 3 minutos a potencia máxima

Mientras tanto forramos un molde para horno con papel de horno

Separamos las yemas de las claras. Batimos éstas a punto de nieve

Batimos la mantequilla hasta que haya duplicado su volumen.  Añadimos las yemas y seguimos batiendo. Añadimos el azúcar batiendo hasta que se haya formado una crema homogénea.

Mezclamos la harina y la levadura y tamizamos.

6º En un vaso mezclamos parte del liquido de cocer las peras con el licor elegido ,hasta completar tres cuartos de vaso.

 Añadimos ahora el liquido y la harina a la crema, alternando ambos  y terminando con la harina.  Siguiendo el orden de harina-liquido-harina-liquido-harina, siempre removiendo bien cada vez que añadimos un elemento.  Quedará una crema fina sin grumos.

Vertemos una parte de la masa en el molde. Pasamos las peras por abundante cacao y colocamos sobre la masa. Cubrimos con el resto de la masa

Llevamos al horno, previamente calentado, unos 40 minutos (dependerá del horno). Los primeros 20 minutos a 200º, después lo bajamos a 180º. Como siempre comprobamos con un palillo , un cake taster o, sin complicarnos tanto con el clasico palillo de los pinchos morunos (menos elegante, pero igual de eficaz).

10º Sacamos del horno, esperamos 5 minutos , desmoldamos, y colocamos sobre una rejilla hasta que esté frío.