lunes, 14 de noviembre de 2016

ROSAS DE HOJALDRE Y MANZANA: COCINA DE APROVECHAMIENTO





La Baronesa Frambuesa detesta las plantas en el interior,  sin embargo   adora la flor cortada... "están por todas partes", vivas o muertas.  Después de unos días,  y antes de que comiencen  a languidecer,  les da una nueva vida, secándolas:  "recycling,  dear" (sic) .  A pesar de que el feng shui aconseja deshacerse de las flores secas, ella  las conserva siempre. No cree, en absoluto, que, esa naturaleza muerta, tenga ningún efecto negativo sobre su vitalidad y su buena fortuna ...visto así, no le falta razón, de ambas cosas anda sobrada.   Cuánto hay de gusto y cuánto de "aprovechamiento" en esta costumbre, aún no puedo asegurarlo. 

Lo que si puedo asegurar es que, aquí,  se aprovecha todo. Con cualquier cosilla  se hace "algo", y no hay mejor muestra que estas rosas de hojaldre y manzana. Hechas con un sobrante escasísimo de hojaldre (que normalmente iría directamente a la basura), un par de manzanas y 10 minutos, a ver quién puede negarle que es la reina del  recycling.




INGREDIENTES:

hojaldre
manzanas
azúcar
canela











ELABORACIÓN:

Lavamos bien las manzanas y sin  pelar las cortamos en laminas finas.No es necesario hacerlo con una mandolina, con un cuchillo se hace sin problema,

Introducimos en el microondas , tapadas con film plástico 2 minutos, más o menos, justo el tiempo necesario para poder doblarlas.

Extendemos el hojaldre en tiras finas, espolvoreamos con azúcar y canela y colocamos según aparece en las fotos. Si lo preferimos,  podemos sustituir el azúcar y la canela por un poco de  mermelada,  crema pastelera, u otra crema que tengamos a mano, Cualquier sobrante bastará , es muy poca cantidad la que necesitamos.

Colocamos en moldes individuales para que no pierdan la forma al hornear. Llevamos al horno aprox, 20 minutos, tapando con papel de horno en cuanto coja color, puesto que la manzana se quema rápidamente,

Cuando estén listas, mezclamos un poco de agua y azúcar y pintamos antes de sacarlas del horno

El color cambia, según sean manzanas rojas, verdes  o las mezclemos.