jueves, 9 de febrero de 2017

BIZCOCHITOS DE NARANJA



Estos pequeños bizcochos de naranja son esponjosos  y ligeros, se comen "sin darse cuenta ", o eso  dice la Baronesa Frambuesa. Es verdad. Son fáciles y se preparan con la misma rapidez con que se comen: un visto y no visto.  A pesar de llevar cantidad de ralladura y zumo de naranja,  tienen solo un ligero sabor, ésto da que pensar  a la Baronesa... Según ella,  esos bizcochos de cítricos que se compran y "saben mucho", no pueden ser naturales, forzosamente tienen que llevar concentrados de aroma que le den "tanto" sabor. Y no es que ella sea muy talibán  de lo natural (tampoco es eso), pero prefiere saber qué pone en su plato. Con éstos no habrá ninguna duda





INGREDIENTES:
para 15 bizcochitos cuadrados de 6 cm (*)

200 gr, de mantequilla en pomada
200 gr. de azúcar
250 gr. de harina
3 huevos
1 cucharada sopera abundante de levadura química (Royal)
la ralladura de dos naranjas 
10 cucharadas de zumo de naranja (más o menos una naranja)
-glaseado-
azúcar glass
zumo de naranja o Cointreau ( o ambos)


ELABORACIÓN:

1º Batimos la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema 
Añadimos los huevos uno a uno, batiendo con las varillas hasta que esté bien integrado
Añadimos la ralladura de naranja
Añadimos la harina tamizada mezclada con una pizca de sal y la levadura, mezclamos perfectamente
Añadimos el zumo de naranja
Rellenamos los moldes y horneamos a 175-180 grados, en horno previamente calentado, durante aprox. 12-15 minutos. Debe hornearse el tiempo justo, sin pasarse, para no secarlos. Si horneamos en estos moldes pequeños, podemos probar a los 12 minutos (más o menos), si el palillo sale limpio, retiramos del horno




Ponemos el azúcar glass en un bol, añadimos el liquido (zumo o licor), cucharada a cucharada, hasta tener una crema homogenea con textura "crema", ni muy liquida ni demasiado pesada y espesa. Es mejor ir  probando, requerirá bastante azúcar. Una vez obtenida la consistencia necesaria vertemos sobre los bizcochitos.  Si queremos darle más color, echaremos una gota de colorante para subir el tono anaranjado


(*) si no tenemos estos moldes, podemos utilizar un molde bajo  para tarta y después cortar en cuadraditos, servirá perfectamente, en este caso quizá tengamos que hornear unos minutos más, pero sin pasarnos

Podríamos hacerlo exactamente igual con limón, pero aumentando la cantidad de azúcar y añadiendo solo la ralladura de un limón



No hay comentarios :

Publicar un comentario