lunes, 27 de marzo de 2017

TARTA DE PERAS Y ALMENDRA - TARTA BOURDALOUE




Según la Baronesa Frambuesa, el nombre de esta tarta (¡riquisisimaaa!) es muy dado a malas interpretaciones. No me extraña, yo, en mi total ignorancia de idiomas extranjeros, sería incapaz de pronunciarlo. Pero no,¡ qué va!, nada tiene que ver con la  pronunciación del palabro. 

Los equívocos vienen por el significado, porque,  la palabra bourdaloue (en inglés) denominaba  un artilugio  bizarro, insólito, increíble  y   rocambolesco por demás, que las refinadas damas del siglo XVIII y parte del  XIX, utilizaban en lugares públicos carentes (cosa normal entonces) de aseos. No diré más. Pero advierto: si encontramos una pieza antigua en porcelana o plata, con aspecto de salsera  carente de hendidura para verter la salsa,  o  aspecto de taza alargada, probablemente no es lo que parece.  No sé... a veces la Baronesa cuenta historias tan increíbles, que cuesta creerlas... pero,  bien mirado, ella misma es bastante increíble...

Visto lo visto, habría sido  mejor que la tarta llevara otro nombre, pero cuando fue creada en París, hacia 1850 , era común que las tartas recibieran el nombre de la calle donde estaba la pastelería (en su caso, rue Bourdaloue) , y no del establecimiento o del pastelero autor de la misma. 

Decidido: la llamaré simplemente, tarta de almendra y pera...  y no compraré ¡jamás! una salsera que no tenga pico...




INGREDIENTES:
-para 6 tartitas individuales de aprox 11 cm de diámetro- (*)
---
6 peras
agua
200 gr, azúcar
1 vaina de vainilla
zumo de limón
----
8 hojas de pasta filo (*)
200 gr. de almendra molida
200 gr. de azúcar
160 gr. de mantequilla
4 huevos
6 cucharadas de licor (brandy, amareto, ron...)
almendra laminada o granillo de almendra



ELABORACIÓN:

Pelamos las peras, dejando el rabillo, Las cubrimos de agua, añadimos el azúcar y la vaina de vainilla abierta longitudinalmente. Tapamos con film y llevamos al microondas. El tiempo dependerá de lo maduras que estén las peras, pueden ser 10-15 minutos. Lo sabremos cuando un cuchillo las atraviese con facilidad. 

. Forraremos cada molde con una hoja de pasta filo y 1/4 de otra. Extendemos la hoja y pincelamos ligeramente la mitad con mantequilla liquida, doblamos; pincelamos la mitad resultante y volvemos a doblar; quedara la hoja doblada en cuatro, como un pañuelo; pincelamos y colocamos el cuarto de hoja restante. Lo colocamos en el molde

Batimos la mantequilla hasta que duplique su volumen; añadimos el azúcar y continuamos batiendo. Añadimos los huevos uno a uno y finalmente la almendra molida y el licor.

Distribuimos la crema de almendra en los moldes. Con cuidado de no romperlas, descorazonamos las peras por la base, Colocamos una de ellas en el centro de cada molde.  Espolvoreamos con  el granillo o la almendra laminada.

Horneamos a 180 grados, aprox 25 minutos. Debemos tapar los moldes con papel de aluminio para evitar que se quemen, pues la pasta filo se quema rápido.



(*) Si no tenemos moldes metálicos de esta medida, podemos hacer una tarta grande, o bien utilizar los moldes de aluminio de usar y tirar que se vende por muy poco precio.

(*) La receta original lleva pasta brisa, la he sustituido por pasta filo lo que hace la tarta super ligera.